¿Se puede ser trabajador por cuenta ajena y autonomo a la vez?

La dicotomía entre ser un trabajador por cuenta ajena o ser autónomo es un tema que crece cada vez más. Estos estilos laborales ofrecen una amplia gama de ventajas y desventajas que pueden influir en la vida de las personas.

La elección puede resultar difícil por la estabilidad financiera, la seguridad social, el régimen general laboral y la flexibilidad.

En este artículo desarrollaremos todo lo necesario sobre el trabajador por cuenta ajena, trabajar como autónomo, la pluriactividad o pluriempleo.

¿Qué es un trabajador por cuenta ajena y autónomo?

La diferencia entre estos dos estilos laborales es que un trabajador por cuenta ajena refiere a aquella persona que trabaja para otra. Asimismo, se puede tratar de las personas que trabajan para alguna empresa, específicamente.

Al tratarse de una relación por contrato se generan una serie de garantías para ambas partes. Las cuales se rigen por las distintas leyes o normativas laborales de un determinado país.

Esto permite que tanto la parte empleadora como la parte trabajadora goce de ciertos derechos y protecciones. Generando una base solida de seguridad en el área en el que se desenvuelven ambas partes.

Un ejemplo de lo anteriormente mencionado son los días de vacaciones, permisos remunerados, bonificaciones, seguridad social, entre otros.

Por otra parte, una trabajador puede ser autónomo. Estos son las personas que trabajan de forma independiente; es decir, por cuenta propia.

Los cuales laboran ofreciendo los distintos términos de bienes o servicios a sus clientes y cobrando por ello directamente.

Los trabajadores autónomo no cuentan con un “jefe”, por lo que, deben generar sus propios ingresos. Deben producir para su subsistencia dado que no cuentan con alguien que les pague un “sueldo fijo”.

Por tanto, estos últimos son responsables de su propia situación de seguridad social. Del mismo modo, deben cumplir por cuenta propia con las debidas obligaciones fiscales, legales y contables.

Aunque también es importante señalar que tienen más libertad y flexibilidad en su trabajo.

¿Se puede ser autónomo y trabajador por cuenta ajena a la vez en 2023?

En la mayoría de los países no existe una normativa que invalide el poder ser autónomo y trabajar por cuenta ajena.

En la actualidad es bastante común que las personas opten por el pluriempleo. Es decir, tener varios ingresos y diversificar sus actividades laborales, combinando un trabajo asalariado o con trabajos autónomos.

Puesto que, actualmente, es necesario llevar a cabo acciones de pluriempleo a la vez para un vida más estable.

En algunos casos, al trabajar por cuenta ajena puede tener su contrato mientras realiza actividades autónomas durante su tiempo libre. Asimismo, puede tener un trabajo a tiempo parcial y complementar sus ingresos realizando otros trabajos autónomos.

En España es posible ser autónomo y trabajar (pluriempleo) por cuenta ajena a la vez. Según datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social, en 2020, había más de 700.000 trabajadores que desarrollaban la pluriactividad.

Por tanto, ejecutaban al menos una actividad como emprendedores autónomos, siendo que, a su vez, tenían trabajo por cuenta ajena.

Sin embargo, para cumplir con esta pluriactividad mencionada, se deben cumplir con una serie de requisitos legales y fiscales.

Alguno de estos pueden ser, por ejemplo:

  • Estar dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA)
  • Estar dado de alta en el Régimen de la Seguridad Social correspondiente al trabajo por cuenta ajena.

Realizar dos o más actividades siendo autónomo o asalariado [Pluriactividad].

Perfectamente se puede ejercer la pluriactividad siendo autónomos o asalariado. Siempre y cuando se cumpla con los requisitos legales y fiscales que correspondan a cada una de ellas.

Esta situación de pluriactividad puede resultar los suficientemente interesante para aquellas personas que quieran diversificar sus entradas de dinero. Además, que deseen ofrecer distintos servicios y productos.

No obstante, resulta imperioso que si se van a realizar dos o más actividades debe tenerse buena gestión del tiempo. También de los recursos para evitar problemas con el emprendimiento.

Además de que puede contar con cierta compatibilidad para que resulte beneficioso para ambos regímenes.

¿Existe algún beneficio por ejercer la pluriactividad?

winner, success, hand

Una situación de pluriactividad es aquella en que una persona realiza dos o más actividades laborales de forma simultánea. Ya sea como autónomo y trabajador por cuenta ajena.

Es decir, una persona que practica la pluriactividad tiene dos o más trabajos a la misma vez.

La pluriactividad puede resultar beneficiosa a nivel económico ya sea para personas que trabajen por cuenta ajena o como autónomo. Ser autónomo y trabajador trae como beneficios:

Cotización a la Seguridad Social: En el caso de los empleados por cuenta ajena es distinto. La cotización a la Seguridad Social se realiza en función de las bases de cotización de cada actividad.

Esto significa que si se tiene más de un empleo o negocio, las cotizaciones se suman. Puede existir mayor protección social en caso de necesitar respuesta como las pensiones, la jubilación o la baja por enfermedad.

Bonificación y reducción: En el caso de los autónomos, la pluriactividad puede brindar una bonificación y reducción en la cuota de autónomos. Aunque esto solo será siempre que se cumplan ciertos requisitos.

En el caso de que un autónomo trabajando para una empresa por cuenta ajena, inicie un emprendimiento puede obtener bonificaciones.

Este puede acogerse la posibilidad de una reducción en la cuota mensual durante los primeros 12 meses de ejercicio.

Diversificación de ganancias: La pluriactividad también puede permitir diversificar las entradas económicas y reducir la alta dependencia de un solo ingreso.

Si uno de los trabajos se pierde o reduce la carga de obligaciones, se cuenta con otra entrada de dinero. Lo cual resulta altamente ventajoso ya que puede servir de colchón económico.

Es importante señalar que, además de estos beneficios, el pluriempleo también puede tener implicaciones en materia de:

  • Horarios.
  • Compatibilidad en relación a lo laboral y familiar.
  • Y otros aspectos personales que deben ser valorados en función de su situación particular.

La situación de pluriactividad puede resultar ventajosa, pero debe ser evaluada con detenimiento para que no se sature de obligaciones.

¿Qué es la tarifa plana de autónomos?

La tarifa plana de autónomos son regímenes especiales de cotización a la Seguridad Social. Estos se aplican a personas autónomas que acaban de empezar su actividad y que ya tienen su alta como autónomo.

Es una medida que tiene como objetivo incentivar el emprendimiento y facilitar el acceso al mercado laboral.

Esta tarifa supone una reducción en la cuota mensual que deben pagar durante los primeros 12 meses de actividad.

En concreto, la cuota fija durante ese período es de 60 euros al mes. Una vez finalizados los primeros 12 meses, la cuota se ajustará.

Esto sucederá de forma progresiva hasta alcanzar la cuota mensual correspondiente a la base de cotización elegida.

Es importante tener en cuenta que este tema tiene ciertas condiciones y limitaciones. Por lo que, no todos los autónomos pueden acoplarse como se desearía a ella.

Por eso, es recomendable informarse bien sobre esta posibilidad y los requisitos y condiciones antes de solicitarla.

De esta forma, se evitará que la actividad por cuenta propia se vuelva un negocio fallido.

Aunque sí supone un ahorro económico durante los primeros meses de actividad, es importante recordar que se irá ajustando de manera progresiva.

La finalidad es alcanzar la cuota correspondiente a la base de cotización elegida.

En cualquier caso, la tarifa plana de un autónomo es una medida interesante. Ya que ayuda a aquellos con pequeñas empresas y que inician su actividad como trabajadores por cuenta propia.

¿Se pueden cobrar dos pensiones cuando se jubile?

Existe, la posibilidad de cobrar dos pensiones de jubilación, por pluriactividad. Siempre que se cumplan ciertas condiciones y se han cotizado como autónomo y como trabajador por cuenta ajena por separado.

En España, la cantidad que se recibe de pensión de jubilación, post empleo, se calcula en función de las cotizaciones realizadas.

Estas se cuentan durante toda la vida laboral del trabajador, ya sea como autónomo o al trabajar por cuenta ajena.

Si una persona ha cotizado en ambos regímenes, pueden sumarse las cotizaciones de los dos. Por tanto, podrá optar por dos pensiones en caso de jubilación.

Es importante tener en cuenta que cada pensión se calcula de forma individual. Por ello, se basa en los años cotizados en cada uno de los regímenes.

Asimismo, también se pueden exigir cumplir con requisitos específicos en cada tipo de régimen para poder recibir la pensión correspondiente.

El ser autónomo y trabajador tiene considerables ventajas en este aspecto. Para recibir las dos pensiones, es necesario haber cotizado en ambos regímenes, de acuerdo con la legislación de pensiones vigente.

Es así que, es recomendable informarse bien en cuanto a los términos post empleo y planificar las cotizaciones con anticipación. Y así, poder obtener una jubilación adecuada, digna y poder alcanzar una situación favorable.

Preguntas frecuentes

Veamos algunas dudas frecuentes sobre el trabajador por cuenta ajena y al ser autónomo.

P: ¿Puedo trabajar como autónomo mientras estoy contratado por una empresa?

R: Todo dependerá del tipo de contrato y de las condiciones laborales previamente establecidas en el mismo. En algunos casos, se pueden establecer cláusulas contractuales que limiten la actuación como autónomo mientras se trabaja para la empresa. La pluriactividad no es ilícita, es necesario recalcar.

P: ¿Cómo es la cotización de la seguridad social como asalariado y como autónomo?

R: Los empleados por cuenta ajena cotizan a la seguridad social a través de sus empleadores. Los emprendedores por cuenta propia deberán cotizar a la seguridad social a través de la Tesoría de la Seguridad Social.

P: ¿Cuál es la diferencia entre régimen general y régimen especial?

R: Estos dos regímenes se diferencian uno del otro, primero, el régimen general es el sistema de cotización y prestaciones. El régimen especial, por otro lado, es el sistema de cotización y prestaciones que se aplica a quienes trabajan por cuenta propia.

Resumiendo: ¿Se puede ser trabajador por cuenta ajena y autonomo a la vez?

Se puede concluir que ser autónomo y trabajar por cuenta ajena tienen sus pros y tal vez sus contras. En última instancia, la elección dependerá de las necesidades y las preferencias individuales de cada uno.

En España la doble jornada laboral, por lo que no existe inconveniente si desea iniciarse como trabajador por cuenta ajena.

La situación de pluriactividad puede ser una opción de negocio llamativa para quienes deseen disfrutar lo mejor de ambos mundos.

¿Qué esperas para probar lo mejor del pluriempleo? Comienza hoy.